lunes, 31 de octubre de 2011

Escoria!

Es tardenoche (algo más noche porque ayer se cambió la hora). Un borracho enorme (enorme de alto y enorme de borracho) se pasea dando tumbos por una calle de Copenhague donde se alternan prostitutas y pizzerías, yonquis y sitios de shawarma. Delante de 1001 Nat Pizza Grill Kebab House , el borracho contiene un sollozo y grita con deje andaluz:

"Todos arriba, al último piso, como Carrero Blanco! Escoria!".

 Quién presta atención a un borracho ininteligible? Un observador parpadea, esperando a que salga su pizza número dieciséis.

2 comentarios:

  1. se te está pegando la forma de escribir de los del norte, en nada te vas a convertir en un larsson

    ResponderEliminar